Ideario

Ideario

“Es preciso que recuperemos el valor para coincidir; la capacidad para reconocer las oportunidades que tenemos; la humildad para saber que nuestra visión del mundo no es la única, y la nobleza para situar el interés de la patria por encima de nuestros intereses particulares”

— Oscar Arias Sánchez, Acto de Toma de Posesión, 8 de mayo de 2006

“Corren tiempos de cambio y de definición. Como seres humanos, como latinoamericanos y como costarricenses no podemos darnos el lujo de la irresolución. Hemos llegado a una encrucijada y debemos tomar decisiones.”

— Oscar Arias Sánchez, Acto de Toma de Posesión, 8 de mayo de 2006

“Debemos decidir, porque lo que hoy tenemos es una América Latina confundida sobre su papel y su relevancia en el mundo, y cada vez menos clara en su adhesión a valores democráticos fundamentales. “

— Oscar Arias Sánchez, Acto de Toma de Posesión, 8 de mayo de 2006

“Como costarricenses debemos tomar decisiones. Durante años hemos venido posponiendo, por temor y por comodidad, la solución a nuestros más acuciantes problemas. “

— Oscar Arias Sánchez, Acto de Toma de Posesión, 8 de mayo de 2006

“Estoy convencido de que Costa Rica tiene todo para llegar donde se lo proponga, pero primero tiene que saber hacia dónde quiere ir. “

— Oscar Arias Sánchez, Acto de Toma de Posesión, 8 de mayo de 2006

“Debemos recuperar la sabiduría para discernir qué es lo esencial y qué es lo accesorio en nuestra nacionalidad.”

— Oscar Arias Sánchez, Acto de Toma de Posesión, 8 de mayo de 2006

“Es tiempo de que volvamos a tener un propósito histórico digno de nuestro pasado excepcional.”

— Oscar Arias Sánchez, Acto de Toma de Posesión, 8 de mayo de 2006

“La misión que tenemos es que Costa Rica vuelva a ver el futuro con optimismo, que vuelva a creer en sí misma, que se convenza de que puede cambiar.
Acto de Toma de Posesión.”

— Oscar Arias Sánchez, Acto de Toma de Posesión, 8 de mayo de 2006

“No podremos caminar hacia el futuro si nuestra inversión social no aumenta significativamente en cantidad y en calidad. “

— Oscar Arias Sánchez, Acto de Toma de Posesión, 8 de mayo de 2006

“La soberanía no se defiende con prejuicios ni con consignas, sino con trabajo y con planes concretos para darle prosperidad a Costa Rica. “

— Oscar Arias Sánchez, Acto de Toma de Posesión, 8 de mayo de 2006

“No dejaremos que la falta de acceso a la educación reproduzca, generación tras generación, el infernal ciclo de la miseria.”

— Oscar Arias Sánchez, Acto de Toma de Posesión, 8 de mayo de 2006

“Es hora de que la comunidad financiera internacional premie no sólo a quien gasta con orden, como hasta ahora, sino a quien gasta con ética. “

— Oscar Arias Sánchez, Acto de Toma de Posesión, 8 de mayo de 2006

“La ruta ética pasa, en primer lugar, por hablarle a los costarricenses con la verdad, por decirles siempre lo que deben saber y no lo que quieren oír. “

— Oscar Arias Sánchez, Acto de Toma de Posesión, 8 de mayo de 2006

“La ruta ética pasa por cumplir con lo prometido en campaña, condición mínima para que los costarricenses vuelvan a creer en la política.”

— Oscar Arias Sánchez, Acto de Toma de Posesión, 8 de mayo de 2006

“Nos ha sido dado el raro privilegio de vivir en un momento crítico de la historia, cuando lo viejo aún no muere y lo nuevo aún no nace.”

— Oscar Arias Sánchez, Acto de Toma de Posesión, 8 de mayo de 2006

“Es tiempo de que la humanidad, América Latina y Costa Rica cambien, no por casualidad, sino por convicción; no porque no haya otro camino, sino porque es lo correcto.”

— Oscar Arias Sánchez, Acto de Toma de Posesión, 8 de mayo de 2006

“Les pido a todos los costarricenses que al miedo respondamos con optimismo; a la impotencia con entusiasmo; a la parálisis con dinamismo; a la apatía con compromiso; y a la pequeñez con fe inquebrantable en el destino superior de Costa Rica.”

— Oscar Arias Sánchez, Acto de Toma de Posesión, 8 de mayo de 2006

“Aquél que desde niño pone su mirada en las estrellas, puede levantarse hasta el cielo y tocarlas con sus manos.”

— Oscar Arias Sánchez, Inauguración de AdAstra Rocket Company, Guanacaste 15 de julio de 2006.

“Contrario a lo que predican algunos, no existe seguridad en las armas. No existe seguridad, porque las armas son mercenarios que ante cualquier fin o gobierno se arrodillan.”

— Oscar Arias Sánchez, Inicio del programa AVANCEMOS San José, Costa Rica 29 de agosto de 2006

“Quien vaga sin destino con los ojos vendados, pendiente únicamente de dónde poner el pie en el siguiente paso, tarde o temprano termina caminando en círculos.”

— Oscar Arias Sánchez, Presentación del Plan Nacional de Desarrollo San José, Costa Rica 24 de Enero de 2007

“La libertad es la más fértil comarca. En un parque de libertad, brotarán las obras de arte como flores. Y no importa dónde se ubique, si en los barrios más elegantes o en los más pobres arrabales.”

— Oscar Arias Sánchez, Parque de la Libertad Desamparados, San José 9 de Mayo de 2007

“El farolero sigue viviendo en el corazón de cada uno de los costarricenses. Montados sobre los zancos de nuestras ilusiones, vamos encendiendo una a una las luces de nuestros sueños. Tenemos que tener calma. Tenemos que guardar respeto. La noche no es tan larga y pronto, muy pronto, vendrá de nuevo la mañana”.

— Oscar Arias Sánchez, Recibimiento de la Antorcha Cartago, Costa Rica 14 de septiembre de 2007

“A lo largo de nuestra historia, ninguna prueba ha sido más fuerte que nuestra esperanza, más poderosa que nuestra unión, más tenaz que nuestra voluntad. Los meses por venir serán sin duda difíciles. Nos impondrán sacrificios complejos. Requerirán de nosotros madurez y aceptación. Pero saldremos adelante.”

— Oscar Arias Sánchez, San José, Costa Rica 29 de enero de 2009

“Estoy convencido de que el gran reto costarricense durante la próxima década, será un reto de medios, y no sólo de fines.”

— Oscar Arias Sánchez, San José, Costa Rica 26 de agosto de 2009

“Costa Rica es algo más que un pedazo de suelo en el centro de América: es una idea, es un sueño, es la utopía de una segunda oportunidad sobre la Tierra; una oportunidad para que los seres humanos destierren los fantasmas del odio y de la guerra, para que escojan la vida por sobre cualquier amenaza, y se atrevan, finalmente, a construir la felicidad.”

— Oscar Arias Sánchez, Informe de labores Asamblea Legislativa, San José 1 de mayo de 2010

“Costa Rica necesita de la visión de don Pepe, de una visión que trascienda las fronteras de nuestro territorio y de nuestras mentes.”

— Oscar Arias Sánchez, Centenario nacimiento de José Figueres Ferrer San José, Costa Rica 25 de septiembre de 2006.

“Costa Rica ocupa ver más allá de sus narices, más allá de las paredes que la encierran en su tiempo y en su espacio. En esto he insistido incansablemente: no avanzaremos como país si no entendemos que la historia es nuestro bagaje pero no nuestra estación, y que en esta larga travesía humana, no caminamos solos.”

— Oscar Arias Sánchez, Centenario nacimiento de José Figueres Ferrer, San José, Costa Rica 25 de septiembre de 2006.

 “Fue el segundo grito de Independencia centroamericano, y lo dimos todos los Presidentes del istmo, hablando entre nosotros y viéndonos a los ojos.”

— Oscar Arias Sánchez, Foro “A XX años de Esquipulas II, la historia narrada por sus artífices”, Managua, Nicaragua 21 de agosto de 2007

“Como el viejo protagonista del cuento de Charles Dickens, abramos los ojos frente a nuestro pasado, nuestro presente y nuestro futuro; es necesario que garanticemos paz y justicia para el pasado, paz y desarrollo para el presente, paz y naturaleza para el futuro.”

— Oscar Arias Sánchez, LXIII Asamblea General ONU Nueva York, 24 de septiembre de 2008.

“Para bien o para mal, nuestra especie escribe su historia en borrador, nunca nítidamente, debatiéndose, como cada uno de nosotros, en un perpetuo conflicto entre los mejores y los peores ángeles de nuestra naturaleza.”

— Oscar Arias Sánchez, LXI Asamblea General ONU, Nueva York, 19 de setiembre de 2006.

“El artículo 26 ha sido hasta ahora letra muerta en el vasto cementerio de las intenciones de paz en el orbe. Pero en este mismo recinto descansa la posibilidad de revivirlo, de darle el contenido que soñaron quienes nos precedieron en esta lucha.”

— Oscar Arias Sánchez, Presidencia del Consejo de Seguridad ONU, Nueva York, 19 de noviembre de 2008

“En mi país, el sueño de paz ha dejado de ser un sueño. Es un ideal transformado en acción, a través de muchos años de decisiones sabias. Un ideal que fue puesto a prueba cuando la guerra rodeó a nuestro país en la década de los ochenta. Es más que palabras en un papel. Nos acompaña cada mañana en nuestras labores cotidianas, en nuestras calles, en nuestras escuelas. Lo vivimos plenamente. El sueño de la paz, el sueño de las inversiones sabias, está vivo en el corazón de mi pueblo. No veo razón alguna por la cual otros países, ricos o pobres, no puedan compartir este mismo privilegio.”

— Oscar Arias Sánchez, ONU, New York, 20 de noviembre de 2008

“Porque donde existe la misma razón, debe existir la misma disposición.”

— Oscar Arias Sánchez, Artículo 27 de abril de 2009.

“Fortalecer las democracias, reducir el gasto militar y cooperar para enfrentar el cambio climático, constituyen, quizás, la más ambiciosa agenda que ha asumido jamás la humanidad. No seré yo, no será mi Gobierno, y no será Costa Rica, quien reniegue de este llamado histórico. Porque no podemos fracasar. No podemos desfallecer. No podemos retroceder cuando somos la vanguardia de 6.800 millones de seres humanos.”

— Oscar Arias Sánchez, LXIV Asamblea General de ONU. Nueva York, 22 de septiembre de 2009.

“Este órgano fue fundado sobre la promesa de que habríamos de dormir tranquilos después de la más abominable de las guerras. Esa promesa no se ha cumplido todavía. Mientras nosotros dormimos, la muerte está despierta. Vela en las bodegas en que se almacenan más de 23 mil ojivas nucleares, como 23 mil ojos abiertos a la espera de un descuido.”

— Oscar Arias Sánchez, Consejo de Seguridad ONU, Nueva York, 24 de septiembre de 2009

“Si las democracias latinoamericanas no empiezan a rendir frutos, si no reforman constantemente sus Estados para hacerlos gobernables, y fracasan en satisfacer las necesidades de sus ciudadanos, el temor de caer en el caos y la anarquía harán que los pueblos retornen a las viejas líneas de la dictadura. Como el hijo de un tirano, que luego de reunir valor para huir de su casa, regresa cabizbajo a recibir golpes a cambio de comida.”

— Oscar Arias Sánchez, Encuentro Regional sobre Gobernabilidad, San José, Costa Rica, 12 de Octubre de 2006.

“Nunca como ahora ha reinado la democracia en Latinoamérica, y aunque hemos alcanzado muchos logros, y estamos solucionando muchos problemas, es claro que la democracia no es suficiente para asegurar la calidad de vida de nuestros ciudadanos.”

— Oscar Arias Sánchez, Círculo de Montevideo Medellín, Colombia 16 de diciembre de 2007.

“Esa paz sólo puede alcanzarse por la vía de la reconciliación. Ninguno de los sectores del conflicto prevalecerá. La victoria será a medias para ambos, o no será para ninguno. Sé que esto es difícil de reconocer para dos grupos que han expuesto argumentos que explican su comportamiento. Pero no podemos cometer el error de convertir los dolores del pasado en grilletes para el futuro. Insisto en que hay que alejar la mirada de las razones que llevaron al enfrentamiento, y volverla sobre los desafíos que pueden llevar a la reconciliación.”

— Oscar Arias Sánchez, Presentación del Acuerdo de San José, 22 de julio de 2009.

“Esta región, cansada de promesas huecas y de palabras vacías, necesita una legión de estadistas cada vez más tolerantes, y no una legión de gobernantes cada vez más autoritarios.”

— Oscar Arias Sánchez, Cumbre de la Unidad de América Latina y el Caribe, Cancún, México, 22 de febrero de 2010.

“Estos presos no son como los demás, ni Cuba cumple las condiciones de un Estado de Derecho. Se trata de presos políticos o de consciencia.”

— Oscar Arias Sánchez, Artículo, 13 de marzo de 2010

“El camino de la autarquía latinoamericana, pasó no sólo por el proteccionismo comercial, sino también por el proteccionismo intelectual: sólo en ese contexto, se explica que en nuestras naciones existan todavía proyectos de democracias sin oposición, elecciones sin partidos, libertad de expresión con censura oficial, y tantas y tan variadas ocurrencias de caudillos pasados y presentes, que en el resto del mundo probaron ser erradas, pero en Latinoamérica no sólo no se extinguen, sino que en épocas recientes parecen vigorizarse.”

— Oscar Arias Sánchez, OEA Washington, 4 de diciembre de 2006.

“Poco a poco América Latina emerge de las sombras hacia la luz, y derrota a los demonios que durante tantos años han acosado su progreso. Pero no podemos descuidarnos, hay demonios nuevos. Ni el libre comercio, ni la profundización de nuestra democracia, ni el desarrollo humano de nuestros pueblos servirán de nada si nuestro planeta se vuelve inhabitable.”

— Oscar Arias Sánchez, Foro Económico Mundial Cancún, México, 15 de abril de 2008.

“No olvidemos jamás que, en casi todo el continente americano, nos encontramos en la cima de la democracia. Hemos dejado atrás los pantanos brutales de la guerra civil y la dictadura. Hemos cruzado las peligrosas trincheras del conflicto, y alcanzado una mejor forma de diálogo. Hemos soportado vientos de discordia, de pobreza y de hambruna. Hemos puesto un pie detrás del otro, y hemos avanzado paso a paso, guiados por nuestra fe en el valor de la libertad y en la capacidad de nuestros pueblos.”

— Oscar Arias Sánchez, Instituto Brookings Miami, Florida, 26 de febrero de 2009.

“El sistema de valores del siglo XX, que parece ser el que estamos poniendo en práctica también en el siglo XXI, es un sistema de valores equivocado.”

— Oscar Arias Sánchez, Cumbre de las Américas, Trinidad y Tobago 18 de abril de 2009.

“Es hora de que Latinoamérica se despoje de los ropajes de la autocompasión y aprenda el difícil arte de la autocrítica. Es hora de que nuestros gobiernos abandonen la propensión a ser creativos en excusas y no en soluciones, en disculpas y no en políticas concretas. Es decir, que es hora de que Latinoamérica reconozca, finalmente, su responsabilidad en la historia.”

— Oscar Arias Sánchez, Cumbre de Negocios en Monterrey, México 8 de noviembre de 2009.

“Para sentarse a comer al banquete de la prosperidad, los países en vías de desarrollo deben vestirse para la ocasión.”

— Oscar Arias Sánchez, III Reunión Ministerial de la Iniciativa Caminos a la Prosperidad en las Américas. San José, Costa Rica 4 de marzo de 2010.

“Una red de países diciendo en los más diversos idiomas, desde los más variados lugares, bajo las más distintas banderas: ‘no renunciaremos a la vida en el planeta.”

— Oscar Arias Sánchez, Paz con la Naturaleza. San José, Costa Rica 10 de julio de 2007.

“La buena noticia es que salvar al planeta es más barato que aniquilarlo. Lo que es más, solucionar el problema del calentamiento global y preservar la vida, costaría sólo una fracción de lo que cada año destinamos a la empresa de la muerte.”

— Oscar Arias Sánchez, Cumbre de Cambio Climático ONU, Nueva York 22 de septiembre de 2009.

“Si Costa Rica es símbolo de algo, es precisamente de que no existe un destino de violencia escrito para nosotros en las estrellas. La vida basada en la democracia, la justicia y la libertad, es posible para las naciones que se atreven a construirla, para las naciones que se atreven a fundar su seguridad sobre la fortaleza de sus instituciones, y no sobre el poderío de sus armas.”

— Oscar Arias Sánchez, OEA, Washington, 23 de septiembre de 2008.

“El lenguaje de los derechos humanos es, casi siempre y en el mejor sentido del término, un lenguaje subversivo: porque nos obliga a cambiar y a ser mejores. Al pronunciar el lenguaje de los derechos humanos asumimos un compromiso con la transformación de nuestras sociedades.”

— Oscar Arias Sánchez, XXIV Curso Interdisciplinario de DDHH, San José, Costa Rica 28 de agosto de 2006.

“Si nos alejamos del invierno de la guerra, si alcanzamos la primavera de la inversión en educación, si procuramos el verano del desarrollo tecnológico, y evitamos el otoño de la destrucción ambiental, seremos capaces de forjar una nueva humanidad, seremos capaces de dar el grito de la revolución que desde hace tantos años aguarda resonar en nuestro pecho, seremos capaces de mirar los buenos presagios en el cielo y disfrutar las estaciones en el sol.”

— Oscar Arias Sánchez, Alianza para una Nueva Humanidad, San José, Costa Rica 11 de marzo de 2008.

“No dudo que haya sido la luz de este faro una ayuda imprescindible para que, desde entonces, las naciones latinoamericanas hayan retomado el timón de su destino, ahogadas como estaban en el remolino inclemente de la violencia y la represión.”

— Oscar Arias Sánchez, XXVI Curso Interdisciplinario de DDDHH, San José, Costa Rica

“Cualquier vulneración a la democracia y a los derechos humanos que ocurra en lo sucesivo, vendrá siempre arropada con atuendos de legitimidad. Para bien o para mal, el discurso democrático es la lengua en la que se comunican actualmente las naciones de América Latina.”

— Oscar Arias Sánchez, XXVII Curso Interdisciplinario de DDHH, San José, Costa Rica 6 de julio de 2009.

“Yo también creo que la enseñanza no está en el libro de texto, sino en el momento en que el estudiante lo lee. No está en la clase que dicta el profesor, sino en el contacto entre el profesor y el alumno. No está simplemente en los valores que un sistema educativo intenta inculcar, sino en la interiorización de esos valores que realiza una persona. Para que la educación sea efectiva, se necesita mucho más que profesores dispuestos a enseñar. Se necesitan, sobre todo, estudiantes dispuestos a aprender.”

— Oscar Arias Sánchez, XXX Aniversario de la Universidad para la Paz Ciudad Colón, Costa Rica 22 de enero de 2010.

“Imaginen, por un instante, lo que sería nuestra región si le otorgáramos más poder a los programadores y diseñadores, en lugar de a los coroneles y a los generales. Si destináramos nuestros recursos a comprar más libros y computadoras, en lugar de más misiles y tanques de guerra. Si en lugar de muros y cercas alambradas, nuestras fronteras compartieran cables de alta tensión o redes de fibra óptica. Si en lugar de repetir en las escuelas la historia eterna de campañas bélicas, nuestros jóvenes tuvieran la oportunidad de asistir a charlas como ésta.”

— Oscar Arias Sánchez, TEDx Pura Vida San José, Costa Rica 19 de marzo de 2010.

“¿De qué le sirve al mundo forjar letrados, si esos letrados no comprenden el valor de una vida? ¿De qué le sirve al mundo formar catedráticos, si esos catedráticos consideran que no hay nada malo o censurable en una invasión militar ilegal? ¿De qué le sirve al mundo graduar estudiantes, si a esos estudiantes les da igual que mueran de hambre millones de personas cada día, mientras diariamente se destinan $4 mil millones al gasto en ejércitos?”

— Oscar Arias Sánchez, Inauguración Cátedra de Educación para la Paz, Dr. Óscar Arias Sánchez, San José, Costa Rica 8 de abril de 2010.

“También a mí me preocupan algunos aspectos de la actualidad latinoamericana. También a mí me preocupan las señales de humo que la región envía desde la otra acera del Atlántico (…) Una región que es una promesa, pero también un riesgo; una ilusión, pero también una advertencia. América Latina se encuentra, una vez más y como siempre, caminando sobre la cuerda floja del tiempo.”

— Oscar Arias Sánchez, Secretaría General Iberoamericana Madrid, España 21 de mayo de 2010.

“De poco sirve un marco normativo ejemplar de tutela de la libertad de prensa, si los medios de comunicación que se rigen por él están monopolizados, son unicolores en sus opiniones o, peor aún, actúan en franca colusión con quienes ejercen el poder. Ésta es, tristemente, la situación en muchos países de América Latina.”

— Oscar Arias Sánchez, Asamblea General de la SIP, San José, Costa Rica 15 de noviembre de 2006.

“No basta con gobernar limpiamente, también hay que gobernar bien y con sabiduría.”

— Oscar Arias Sánchez, Artículo, 30 de junio de 2007.

“Todo rincón oculto, toda cima inalcanzable, toda profundidad insondable, ha sido conquistada por el ser humano en su constante afán migratorio, que emerge, a su vez, de todo tipo de impulsos: desde la curiosidad hasta la necesidad; desde el interés hasta la desesperación; desde la prosperidad hasta la miseria; desde la guerra hasta la paz.”

— Oscar Arias Sánchez, Desarrollo y Gobernabilidad Democrática, San José, Costa Rica 23 de enero 2008.

“Ser madre es ser instrumento del curso de la humanidad; protagonizar un parto es abrir de tajo el tiempo y desafiar la propia mortalidad”.

— Oscar Arias Sánchez, Artículo, 15 de agosto de 2006.

“Quiero hablarle sólo a nuestros invitados especiales, a los muchachos y muchachas que nos representarán en las Olimpiadas de Verano en Shanghai, a los valientes atletas que llevarán nuestra bandera a miles de kilómetros de distancia de aquí.”

— Oscar Arias Sánchez, Olimpiadas Especiales. San José, Costa Rica 19 de septiembre de 2007.

“Ésta es la única guerra en que las víctimas son llamadas culpables, y es la única guerra en que sus heridas son causa de oprobio, y no de admiración.”

— Oscar Arias Sánchez, Artículo, 9 de diciembre de 2007.

“Quiero que los hombres de este país, y de este Gobierno, caminen al lado de ellas. Quiero que ésta sea la época en que las sobrevivientes tengan por fin razones para agradecer a mi género.”

— Oscar Arias Sánchez, Artículo, 8 de abril de 2008.

“Un beso en una cabeza blanca, las arrugas de una mano que me abraza, las palabras de sabiduría que pausadamente pronuncian unos labios ya cansados, esos son mis pensamientos maravillosos, por ellos tengo fuerzas para seguir trabajando por los sueños del pueblo de Costa Rica.”

— Oscar Arias Sánchez, Día del Adulto Mayor. Heredia, Costa Rica 1 de octubre de 2009.

“¡Cuánto mundo en una sola voz y cuánta voz para un solo mundo!”

— Oscar Arias Sánchez, Artículo PAVAROTTI ,9 de setiembre de 2007.

“El arte no es un escondite, es una tarima. No sirve para huir de la sociedad, sino para lanzarse a ella, para modificarla, para criticarla, para celebrarla, para retratarla.”

— Oscar Arias Sánchez, Escuelas de Música. San José, Costa Rica 20 de noviembre de 2007.

“El arte es mi pasión, aunque la política sea mi oficio; y cuando deje mi oficina en la Casa Presidencial, volveré a mis viejos amigos. Volveré a recorrer con mis dedos el lomo de los libros que siempre he leído, y oleré su aroma de vejez y sabiduría. Volveré a observar las pinturas que tanto me conmueven, mientras escucho en el fondo alguna ópera. Volveré a caminar por las amplias galerías de los museos que añoro, y volveré a embriagarme con el hechizo del arte.”

— Oscar Arias Sánchez, NUESTRO PASADO COMÚN. San José, Costa Rica 7 de febrero de 2008.

“Estas mismas aulas en donde organizábamos concursos de oratoria, escucharán la voz del próximo tenor de Costa Rica; estos mismos patios en donde jugábamos bola en los recreos, verán los giros y los saltos de las mejores bailarinas del día de mañana.”

— Oscar Arias Sánchez, Centro Cultural Herediano Omar Dengo, Heredia, Costa Rica 14 de abril de 2010.

“Una vez más le decimos a Costa Rica que “sí se puede”. Una vez más le decimos al miedo, a la pereza, a la desidia, a la desesperanza, que no tienen cabida en el corazón de nuestro pueblo. Una vez más le decimos a los costarricenses que el pasado de Costa Rica fue glorioso, pero su futuro será todavía mejor. Tan sólo hay que atreverse a construirlo.”

— Oscar Arias Sánchez, Entrega Hospital de Heredia. Heredia, Costa Rica 28 de enero de 2010.

“Solemos permitir que la política sea percibida como una actividad en la que se deben dejar de lado los goces de la vida y los sentimientos de las personas.”

— Oscar Arias Sánchez, A mi pueblo. 30 de mayo de 2008

“Afortunadamente, la política se ejerce de manera distinta en Costa Rica. Nuestro país no es sólo más democrático porque es más libre o más pacífico, sino también porque sus gobernantes son capaces de aceptar su condición humana, y de expresar sus emociones y sus sentimientos.”

— Oscar Arias Sánchez, A mi pueblo. 30 de mayo de 2008.

“Venimos a esta Corte Interamericana de Derechos Humanos, resquicio de la lucha contra el tirano, como entrando de nuevo a Santiago a pisar las calles liberadas y a proclamar, para usar la expresión universal de Ernesto Sábato, un rotundo nunca más para las dictaduras en América.”

— Oscar Arias Sánchez, A Michelle Bachelet Presidenta de Chile. San José, Costa Rica, 29 de octubre de 2008

“Una chilena democráticamente electa por su pueblo, visita hoy la Corte Interamericana de Derechos Humanos. En alguna parte del cielo, de la tierra o de la memoria, nos ven los chilenos que perdieron la vida por este día, y los que aún andan errantes por el mundo. Los asesinados, los desaparecidos, los exiliados, se ríen hoy al verla, señora Presidenta. Se ríen y celebran y bailan juntos la cueca de la libertad chilena. En esta vida o en lo que suceda después de ella, llega siempre la hora de las compensaciones.”

— Oscar Arias Sánchez, A Michelle Bachelet Presidenta de Chile. San José, Costa Rica, 29 de octubre de 2008.

“¡La vida es tan corta! No nos alcanza el tiempo para bordar siquiera una esquina del manto de nuestros sueños. Quizás por eso, las culturas orientales sostienen la creencia en la reencarnación: una oportunidad para vivir todo lo que queda pendiente.”

— Oscar Arias Sánchez, A Plácido Domingo. San José, Costa Rica 12 de noviembre de 2008.

“Los seres humanos somos flores de loto intentando ascender del barro, intentando producir cosas bellas, cosas nobles, en medio del barullo de un mundo vertiginosamente cambiante, y a veces algo extraviado. Es el poder de la semilla lo que nos permite florecer; son los nutrientes que se esconden en el corazón de nuestras naciones. A través de los siglos, la cultura china ha sido fuente inagotable de nutrientes para toda la humanidad, y hoy es fuente de nutrientes para Costa Rica.”

— Oscar Arias Sánchez, A Hu Jintao Presidente de la República Popular de China. San José, Costa Rica, 17 de noviembre de 2008

“La amistad es uno de los secretos más hermosos e inescrutables de la vida. Une a personas distintas en lazos entrañables. Une al empresario con el obrero, al hombre con la mujer, al joven con el anciano.”

— Oscar Arias Sánchez, A Hu Jintao Presidente de la República Popular de China San José, Costa Rica, 17 de noviembre de 2008

“Con frecuencia los hijos de este continente igualamos a las personas que queremos con los lugares de los que provienen. Así, el artista en el exilio es a la vez los versos y las milongas de su arrabal; el libertador desterrado es a la vez las hazañas y las leyendas de su país libertado; y el Jefe de Estado que visita una nación amiga es a la vez la esperanza y el progreso de su pueblo.”

— Oscar Arias Sánchez, A Tabaré Vázquez Rosas Presidente de la República Oriental del Uruguay. San José, Costa Rica 23 de abril de 2009.

“Doctor de la democracia y de la libertad, cirujano de los derechos humanos y la paz, Costa Rica lo recibe como muestra de la reconciliación uruguaya, y como promesa de un futuro en el que nunca más la enfermedad del odio y de la opresión envenenarán el espíritu de uno de los más grandes países de América.”

— Oscar Arias Sánchez, A Tabaré Vázquez Rosas Presidente de la República Oriental del Uruguay. San José, Costa Rica 23 de abril de 2009.

“Hoy vienen ustedes de un México renovado a una Centroamérica renacida, como dos primaveras que se encuentran en un mismo territorio, poblado de árboles capaces de brindar frutos y semillas. Nosotros somos esos árboles que han visto reverdecer la esperanza en nuestra región.”

— Oscar Arias Sánchez, A Felipe Calderón Hinojosa Presidente de los Estados Unidos Mexicanos. San José, Costa Rica 30 de julio de 2009.

“La fortuna nos permitió compartir la misma lámpara durante más de dos años, por una buena decisión política que acabó siendo también una buena decisión personal. Hoy esta lámpara es testigo de nuestro último encuentro. Sepa, querido Embajador, que quedará encendida esperando su regreso, esperando que vuelva a esta tierra que también es su tierra; a este pueblo que también es su pueblo. Esperando que su constelación vuelva a compartir nuestro cielo.”

— Oscar Arias Sánchez, A Wang Xiaoyuan Embajador de China en Costa Rica. San José, Costa Rica 8 de diciembre de 2009.

“A menudo se nos olvida la profunda interconexión que existe entre todos los pueblos del planeta. Se nos olvida que las antípodas de la Tierra están unidas, como las esquinas de un manto, por los mismos mares y cordilleras, por los mismos valles y desiertos. Entre Costa Rica y Qatar no hay espacios vacíos, sino un océano que revienta en una orilla con la misma agua salada con que bañó al otro extremo.”

— Oscar Arias Sánchez, Al Emir de Qatar. Guanacaste, Costa Rica 24 de enero de 2010.

“Uno va por la política pidiéndole al cielo voluntarios. Uno espera que alguien alce la mano, que alguien dé un paso al frente, que alguien diga “presente” en la construcción de los ideales. Uno confía en que la lealtad será más poderosa que el temor, que la esperanza podrá más que el desencanto. Al convocar a su equipo de Gobierno, uno le apuesta su último centavo a la bondad del corazón humano. Pero nada es seguro en este oficio. Nada está garantizado. Por eso sé que no hay dicha comparable a la de ver, al final de mi mandato, tantos amigos a mi lado.”

— Oscar Arias Sánchez, A mi equipo de Gobierno 2006-2010. San José, Costa Rica 5 de mayo de 2010.

“Uno muere un poco cada vez que dice adiós. Pero renace en el recuerdo de todo lo que ha compartido. Yo renazco en la memoria de los días que juntos hemos vivido. Ustedes fueron mis aliados, ustedes fueron mis compañeros, ustedes fueron mis mosqueteros, mis lazarillos, mis escuderos. Les debo más de lo que puedo expresar, pero por última vez les digo la palabra más hermosa de cualquier diccionario: gracias, muchísimas gracias.”

— Oscar Arias Sánchez, A mi equipo de Gobierno 2006-2010. San José, Costa Rica 5 de mayo de 2010.

“Hoy, aunque estemos en Munich, o en cualquier otra parte en Alemania, escuchamos simbólicamente el canto y el gorjeo de los pájaros de Weimar, el sonido armonioso de una ciudad y una nación que ha alcanzado la paz. Hoy, tengo la buena suerte de estar aquí con un hombre cuyo trabajo ha permitido que esas aves de la paz vuelvan a cantar: Hans-Dietrich Genscher.”

— Oscar Arias Sánchez, A Hans-Dietrich Genscher Ex canciller de Alemania Munich, Alemania 10 de junio de 2006.

“En 1995, vine a Chile a rendir tributo a la memoria de un dirigente que fue capaz de suscitar en millones de hombres y de mujeres, las ideas originarias de un gran sueño: el de alcanzar la justicia sin destruir la libertad, y el de transformar el mundo sin amenazar la paz.”

— Oscar Arias Sánchez, A Eduardo Frei Ruiz-Tagle Presidente del Congreso Valparaíso, Chile 7 de noviembre de 2006.

“Gracias a ustedes supimos que el perdón era posible después del odio, que la paz era posible después de la guerra, que la libertad era posible después de la opresión.”

— Oscar Arias Sánchez, A Hans-Gert Pottering Presidente del Parlamento Europeo Bruselas, Bélgica 3 de septiembre de 2007.

“Son hermanos quienes sueñan lo mismo. Tanto Brasil, como Centroamérica, abrazamos los mismos sueños de justicia y de libertad, en un contexto muy similar.”

— Oscar Arias Sánchez, A Luis Inácio Lula da Silva Presidente de la República Federativa del Brasil Brasilia, Brasil 30 de julio de 2008.

“Aquí en Andalucía todo es historia y vanguardia a la vez, todo es herencia y porvenir. Los caminos del tiempo han convergido en este pedazo del mundo, en una vorágine hermosa y deslumbrante. Agradezco enormemente la oportunidad que me brindan de pasar otra vez por esta hermosa región, y recordar que nosotros, como tantos otros a través de los siglos, no somos sino visitantes temporales de esta tierra que permanece.”

— Oscar Arias Sánchez, A Gaspar Zarrías Vicepresidente de la Junta de Andalucía Sevilla, España 8 de Septiembre de 2008.

“Sólo en nuestro tiempo es posible la aleación que usted representa, la figura de un Rey que es también un demócrata convencido. Me gusta pensar que es usted Sancho y Quijote a la vez, que no ha renunciado a los ideales, pero tampoco a la aceptación de la realidad. Me gusta pensar que usted demuestra que es posible perseguir las utopías sin que eso signifique construir castillos en el aire.”

— Oscar Arias Sánchez, A Su Majestad el Rey don Juan Carlos I, Su Majestad la Reina doña Sofía Madrid, España 10 de septiembre de 2008.

“No se es Quijote de la misma forma en toda época o edad. Así como las rimas de Garcilaso no le calzaban a Bécquer, y las de Bécquer serían extrañas en García Lorca, así también cambian los caballeros andantes, porque cambian los entuertos que hay que arreglar. Hoy nos tocan los molinos de la pobreza, de la violencia y de la desigualdad, y para esos no existen bálsamos de Fierabrás.”

— Oscar Arias Sánchez, A José Luis Rodríguez Zapatero Presidente de España Madrid, España 11 de septiembre de 2008.

“No puedo evitar pensar que ésta es la ciudad de luz y pan y canto que nuestro poeta soñó, y que nos esperaba, no en un astro lejano, sino en el otro lado del mundo. Una ciudad donde la vida evoluciona a la vertiginosa velocidad de la luz, donde la gente siempre tiene pan sobre la mesa y canto en sus espíritus. Una ciudad que hoy abre sus puertas a nosotros, y nos revela algunos de sus más profundos misterios.”

— Oscar Arias Sánchez, A las autoridades del Gobierno. Singapur Diciembre de 2008.

“Esta noche, me siento honrado de poder aportar mi esfuerzo para construir, entre nuestras dos naciones, el puente más poderoso de todos: el de la amistad. Me siento honrado de ayudar a reunir a dos pueblos a los que las corrientes de la geografía, las olas de la religión y las ondas del lenguaje, han lanzado a costas diferentes; pero dos pueblos que, en nuestras raíces, compartimos los mismos valores.”

— Oscar Arias Sánchez, A Abdullah Gul Presidente de la República de Turquía Ankara, Turquía 25 de noviembre de 2009.

“Quiero decirle al pueblo palestino que la paz es posible, incluso si es increíblemente difícil de alcanzar. La paz es posible, incluso si requiere mil intentos fallidos por uno que funciona. La paz es posible, incluso si parece ser nada más que una linterna en la distancia, en medio de una terrible tormenta.”

— Oscar Arias Sánchez, A las autoridades palestinas Belén, Palestina 28 de noviembre de 2009.

“Es para mí una gran alegría encontrarme una vez más en Tierra Santa, al lado de mi preciado amigo, Shimon Peres. Nuestros caminos se han cruzado muchas veces a lo largo de nuestras vidas, pero incluso cuando se alejan, sé que nuestros pasos marchan al mismo ritmo. Siguen el latido constante y fuerte de la paz, que habita en el pueblo de Costa Rica y en el pueblo de Israel. El latido constante y fuerte de la paz que no será ignorado, incluso en los momentos más difíciles; incluso cuando es sólo, para usar una expresión de Omar Khayyam, “la música valiente de un tambor distante.”

— Oscar Arias Sánchez, A Shimon Peres Presidente de Israel, 29 de Noviembre de 2009.

“No se puede alzar la copa en Salamanca sin recordar que es ella, también, un cáliz; sin recordar que en medio de las tres colinas que la sostienen, se forma un cuenco en que se mezclan todas las esencias del universo. Salamanca es vino ancestral para la sed del hombre, vino compuesto por todas las ideas y los pensamientos. Es el delta de los ríos de la mente humana, que en este tramo de Castilla y León se derraman sobre el cáliz del intelecto.”

— Oscar Arias Sánchez, A José Jesús Gómez Asencio Rector de la Universidad de Salamanca Salamanca, España 2 de diciembre de 2009.

“Llegará el día en que Colombia y Costa Rica compartan más que la búsqueda de la paz. Llegará el día en que compartan la paz consolidada. El día en que las selvas colombianas sean tan tranquilas como los bosques de mi tierra. El día en que los fusiles de esta guerra se guarden en los museos y en las vitrinas, como se guardan en mi patria. Y ese día está cada vez más cerca.”

— Oscar Arias Sánchez, A Álvaro Uribe Presidente de la República de Colombia Bogotá, Colombia 23 de marzo de 2010.

“Sólo los déspotas prefieren la victoria a la democracia.”

— Oscar Arias Sánchez

“La política es maravillosa en su incerteza. El destino pertenece al ámbito de la religión, del misticismo o de la mitología. En la política, en cambio, no hay más que preguntas insaciables y respuestas tentativas. Por eso quizás nos atrae tanto la noción del pueblo en el desierto, porque ignoramos detrás de cuál montaña se esconde la tierra prometida y de cuál gota de rocío habrá de brotar el maná del cielo. El liderazgo político es una forma, siempre imperfecta, de superar esa ignorancia.”

— Oscar Arias Sánchez

“La plena reinserción de Cuba a la dinámica multilateral, subregional y bilateral debería llevar aparejada una discusión más franca sobre la situación de los derechos humanos bajo el régimen del Partido Comunista, en particular la situación de los presos políticos y el ejercicio de la libertad de expresión.”

— Oscar Arias Sánchez

“De la soledad, por el amor, debemos rescatarnos todos para que la integración y la interdependencia tengan sentido y la especie humana sea una comunidad y no una multitud amorfa desprovista de solidaridad.”

“Cuál es la amenaza
para nuestras naciones?
¿Cuál es, por ejemplo, el gran enemigo de Latinoamérica, que la impulsa a gastar $165 millones diarios en armas y soldados? Yo les aseguro que esas amenazas son menores que las que plantea, por ejemplo, el mosquito de la malaria. Son menores que las que plantean la falta de oportunidades que impulsa a nuestros jóvenes al crimen.”

— Oscar Arias Sánchez

“Ruégole, Santo Padre, orar por nuestras patrias, por la paz que buscamos en su nombre. La gran victoria por la paz solo a usted puede ser ofrecida. Quiera Dios que nuestras imperfecciones no nos impidan alcanzarla.”

— Oscar Arias Sánchez

“Las generaciones vivientes del 2021 preguntarán si los costarricenses de hoy les habremos heredado un país viable, en paz consigo mismo y con el mundo; un país en donde impera la equidad, sano y educado, ordenado y respetuoso de los derechos humanos, capaz de dar oportunidades crecientes a todos y de proteger el equilibrio de la naturaleza; una nación orgullosa de su pasado y en condiciones de contribuir de manera única y valiosa al futuro de la raza humana.”

— Oscar Arias Sánchez

“Ciertamente, ha sido un año de cambio, un año diferente en estilo y en realizaciones. Lamentablemente para Costa Rica ese cambio, ese estilo y esas realizaciones, lejos de impulsar el progreso del país, lo han sumido en problemas cada vez. más hondos y difíciles de resolver. Ha sido éste un año de contradicciones y promesas incumplidas; de desconfianza para el empresario y persecusión para el trabajador; de autoritarismo y prepotencia gubernamental; de esperanzas frustradas para los más humildes; de menoscabo a la lealtad; de ausencia de imaginación y de capacidad creadora. Un año en donde la demagogia se elevó a ideología y la ideología se trocó en demagogia. Un año, en suma, perdido en la historia de la Patria.”

— Oscar Arias Sánchez, De un discurso pronunciado el 1ero de mayo de 1979.

“Costa Rica no soporta otro año más como el que hoy termina. El retroceso hacia el que nos conducen los desaciertos que tantas veces hemos señalado, nos sumiría en un estado de postración irremediable. Cualquiera sea el grupo político que asuma el poder, debe tener claro que el país reclama acciones para alcanzar las metas de justicia, de ‘libertad y de democracia, conforme al pacto sellado, incluso con sangre, por todos los costarricenses desde 1948. La discrepancia en los métodos no puede ser razón para alejarnos de los objetivos reclamados por la comunidad nacional.”

— Oscar Arias Sánchez, De un discurso pronunciado el 1ero de mayo de 1979.

“La preocupación por el destino de mi país de muy poco sirve si no va aparejada a la acción. La reflexión sobre el mundo de muy poco sirve si no nos mueve a cambiarlo. La contemplación de la vida de muy poco sirve si no nos atrevemos a vivirla.”

— Oscar Arias Sánchez

“No es vanidad creer que uno puede cambiar el curso de la historia. Más bien es pedantería creer que nadie es capaz de hacerlo.”

— Oscar Arias Sánchez

“La historia de nuestros pueblos es un cementerio de oportunidades de progreso cruelmente desperdiciadas. No hay en las estrellas escrita una página en donde se decrete la consolidación perpetua de las libertades. No hay tampoco un edicto en donde se ordene el paso inexorable de nuestras sociedades hacia un bienestar económico que, 1 hasta el día de hoy y por centurias, solo ha sido un banquete para elegidos.”

— Oscar Arias Sánchez

“La historia no está escrita por aquellos que predicen el fracaso frente a cada nueva oportunidad, o por aquellos que se rinden ante su mayor reto. Está escrita por aquellos que se atreven a sentarse a la mesa de negociación, sin condiciones. Está escrita por aquellos que entienden que el fin de la violencia es el producto del diálogo, no una condición. Está escrita por aquellos que se atreven a hablar de acuerdos enfrentando la cara terrible de la discordia.”

— Oscar Arias Sánchez, Sao Paulo, Brasil. 4 de junio 2015.

“Mi argumento es que la justicia, la vida digna, la seguridad de las personas la libertad misma tienen un costo material que sólo puede ser satisfecho con la eficiencia económica. Al mismo tiempo, la eficiencia económica no es sólo la mejor asignación de los recursos para transformar la naturaleza en riqueza. La eficiencia económica debe incluir, además, la búsqueda de la justicia, la vida digna, la seguridad de las personas y la libertad misma.”

— Oscar Arias Sánchez

“Nadie busca polarizar, porque polarizar no es un fin en sí mismo, sino la consecuencia de tomar partido en torno a ideas, principios, convicciones o simples promesas de campaña, cuando se trata de un líder político. ¿Quien quiere pasar por la vida sin defender aquello en lo que cree? La política es un proceso de polarización permanente porque es posible que cada persona tenga una visión del mundo diferente. Pienso que ninguna conquista, de cualquier índole, se gana sin oposición. Es infancia política tenerle miedo a la polémica y es infancia política tenerle miedo a la polarización.”

— Oscar Arias Sánchez

“Hoy quiero hacer un llamado más a esa generación de jóvenes que se encuentra al margen de la política. No se dejen vencer por los cínicos y los demagogos. No se dejen vencer por los que hacen del debate público un lodazal. La política es un oficio agotador, pero es también la más poderosa herramienta para transformar la vida. No es vanidad creer que uno puede cambiar el curso de la historia.”

— Oscar Arias Sánchez

“Le debo mucho a mi equipo de gobierno, por haberme acompañado. A quienes colaboraron con nosotros, pero sobre todo a quienes nos criticaron, porque al sacudir las ramas del olivo, fortalecieron, sin quererlo, las raíces. Y mis raíces están con el pueblo de Costa Rica. Siempre luché a su lado. Siempre defendí lo que creí que era mejor para mi pueblo. En estos cuatro años no bajé los brazos. No entregué las banderas. No me rendí, aún en medio de una noche negra y sin estrellas”.

— Oscar Arias Sánchez

“Yo no sé los paisajes que aguardan detrás de las montañas del tiempo. Tan solo sé que el mundo ríe cuando uno puede levantar la frente al cielo y decir con orgullo: ¡Bendita sea la vida que me ha permitido habitar durante 45 años este vértice de la historia! ¡Bendita sea la vida que ha guiado mis pasos al lugar más hermoso que jamás he visto: al corazón del pueblo de Costa Rica! ¡Bendita sea la vida por el honor de servirle a los costarricenses y por la dicha de construir, junto a ellos, mis sueños!”

— Oscar Arias Sánchez

“A aquellos que me criticaron les ofrezco mi profundo agradecimiento porque en vez de debilitarme fortalecieron y robustecieron aún más mis valores y mis principios. Defendí, y defiendo, lo que siempre he creído es lo mejor para Costa Rica. En mi larga cruzada política, nunca bajé los brazos. Nunca entregué mis banderas. Nunca me rendí, aun en medio de una noche negra y sin estrellas”.

— Oscar Arias Sánchez